Un cariñoso recuerdo

Nuestra presidenta, Beatriz Corzo, comenzó la velada con unas palabras que nos gustaría reproducir aquí por lo que significan para todos nosotros.

….Tampoco podíamos intuir entonces que, en menos de un mes, perderíamos para siempre a un miembro del Orfeón Condal. Permítannos que hoy, primer concierto después de su marcha, tengamos un cariñoso recuerdo hacia él.

El lugonino José Manuel Granda Merodio llegó al Orfeón en 2007, proveniente de la Coral San Felix de Lugones. Se le empezó a conocer en el ambiente musical allá por los años 80, siendo uno de los fundadores del grupo de música andina “Kuntur Huassi” y participando en el programa de TVE “Gente Joven”.

Enamorado de la fotografía, era habitual verle, cámara al hombro, haciendo instantáneas por la Villa Condal. Valoramos enormemente su trabajo desinteresado en Noreña, no solo por el Orfeón, pues también se le veía todos los años participando en el canto de la Procesión de la Bajada del Eccehomo, tan importante para los noreñenses.

Agradecemos igualmente la comprensión de su esposa, su hija, su padre y familia por el tiempo que no les dedicó para llevar a cabo aquí su gran pasión: LA MÚSICA. Persona comprometida, sensible, generosa… Dice San Francisco de Asís: “Señor, haz de mí un instrumento de paz”. Pues esto es lo que ha sido José Manuel: un instrumento de paz, de cordialidad y de sano y provechoso compañerismo.

Descansa en paz y hasta siempre, compañero.”